sábado, 31 de enero de 2015

“PODEMOS”


Este partido político quiere más democracia en España, cosa que me parece muy coherente aunque lo veo difícil. Hoy en día nadie confía en nadie por toda la corrupción que ha ocurrido en nuestro país, y por la falta de compromiso ante los objetivos que estamos viviendo con las últimas candidaturas.  Tampoco este partido tiene una trayectoria que nos pueda dar alguna pista sobre si podemos dejarnos en sus manos o no, ¿cómo esperan que demos nuestra confianza a un partido político tan nuevo? aunque también me parece muy justo dar la oportunidad  a nuevos aires que puedan depurarnos.

Debemos contemplar que el año pasado triunfó tanto por ser novedad y por sus llamativos proyectos, ya que al haber tantos problemas y confusiones políticas en España, Pablo Iglesias dio una pequeña esperanza a la sociedad con sus propuestas. Está claro que algunas de las propuestas que hizo en su campaña iban a ser imposibles pero era lo que esperábamos oír, ¿de nuevo nos manipulan?

Las propuestas que más me llamaron la atención fue: reducir el paro español, y reducir sus propios salarios dejándolos acorde a los que recibimos el resto de trabajadores y a la situación que vivimos, habría más igualdad económica entre los diputados y los trabajadores. Creo que esto podría ser una pura estrategia política, una falacia.

Actualmente  lo que  ha pasado en Grecia nos puede dar una visión de hacia dónde queremos ir y lo que buscamos en los países europeos más afectados con la crisis, y es que “alguien” saque a los trabajadores de este pozo profundo y oscuro en el que estamos hundidos, de ahí  que sea una tendencia de izquierdas la que se valore como buena opción, por esa búsqueda masiva de trabajadores a mejorar. También veo que los dirigentes de Podemos es gente con carisma y que da seguridad, son personas jóvenes, formadas (muy importante), actuales y actualizados.


Llegando a una conclusión, yo creo que el partido político de “podemos” tiene mucha esperanza, confianza y seguridad en sí mismos y que es lo que realmente nos trasmite, pero sus objetivos  parecen idílicos, simplemente lo que nos queda es creer y confiar en ellos.  

1 comentario:

  1. ¿Se puede "creer" en un partido político como si fuera una religión?

    ResponderEliminar